bostezarsonrisas
Noto cómo tu dedos se hacen los perdidos por mi pierna; como si hubieran caído sobre mi piel solo por un error de cálculo de tu temeraria mano.
Por inercia, tenso todos mis músculos pero me esfuerzo en no mirarte a pesar de lo sorprendida que estoy. No se me pasa por la cabeza ni un segundo rechazarte; yo que hacía tanto que buscaba tu tacto, dejo que mis poros se deleiten bajo tus hábiles yemas.
Recorres de arriba a abajo mi muslo derecho haciendo eses por donde pasas y derribando la poca consciencia que tengo normalmente.
Me pierdo en tus formas.
Mi pulso llega a ser casi audible.
Me humedeces solo con rozarme y sé sin verte que ahora mismo te vanaglorias por ello.
Investigas muy sutilmente bajo mi falda, entrelazando la tela entre tus dedos, pero como si no te acabará de convencer tal hazaña, tus dedos cambian de parecer y bajan a toda prisa hasta mi rodilla. Con toda tu mano en ella y con el gesto más firme y tediosamente lento que he conocido, haces que mi pierna derecha baje de la izquierda y ahora ya sientes que has ganado una batalla.
Yo que no sé qué hacer con mis manos ni hacia dónde mirar, me sorprendo echándote un vistazo rápido mientras me muerdo un dedo de pura impotencia.
Y sé que te enciendes aún más y yo que hace rato que ando muy desecha, me acabo de derretir en tu mirada. Pero eres impasible y no vas a parar hasta verme muerta de placer.
Aprovecho un momento en el que puedo evadirme de lo demás y hacer ver que tomo notas, para cerrar los ojos y concentrarme en el movimiento exacto de cada uno de tus dedos. Me vences enseguida, soy presa muy fácil en estas circunstancias.
Me quedo un rato callada, exhausta, recuperando la compostura que tan bien me has robado y a los pocos minutos te susurro al oído “Gracias. Está claro que ahora soy yo la que te debe una.”
Bostezando sonrisas (via bostezarsonrisas)
bostezarsonrisas
Yo el amor siempre lo he sentido de golpe.
No conozco otra forma de amar que a borbotones, cómo si se me saliera el sentimiento a presión.
Sin darme cuenta, un día descubro que te quiero y que cada palabra, cada gesto tuyo, me inducen a un estado catatónico en el que dejo de pensar y solo soy capaz de sentir.
Y me dan espasmos cuando noto tus manos reinventando mi cuerpo,
y me pierdo un poco más del mundo cada vez que tu lengua viene a hacerle compañía a la mía.
Y entre que me corro y no, descubro otra vez que te quiero y me reinvento/me reinventas.
Y lo demás,
todo eso que nos rodea y nos la pela,
todo lo vivido hasta ahora,
cada huella previa en nuestras pieles,
es historia.
Y me hace feliz sentir que lo nuestro
no forma parte de esa historia,
porque lo nuestro es
el ahora,
el suspiro,
la vida,
la realidad.
Bostezando sonrisas (via bostezarsonrisas)
alexandrave
Cariño mío:
La ausencia de tu cuerpo empiezo a sentirla en cada parte del mío, me hace falta tus labios, tus manos y tu aliento por mi cuello. Extraño las lunas que llevas por ojos y las estrellas que llevas por sonrisa. Ojalá pudiera transportarme en segundos a la cuna de tus manos, viajar por los cosmos y dormir en tus brazos.
Alexandrave, Cartas enviadas a la distancia (via alexandrave)